ENGLISH | ESPAÑOL
Versión Ligera

Jose María De Benito

Publicado por Chema 0 comentarios

Buenas, soy Chema y soy el nuevo fichaje de GloveCat. Tengo 25 años y estudio Ingeniería Informática en la UMA; encontrándome, tras muchos años, en el que podría ser el último. Mi primer contacto con la informática fue a la edad de 7 u 8 años, cuando mi tío nos regaló un Amstrad de tiempos pretéritos. Recuerdo el meter cassettes que tardaban al menos cinco minutos, siempre y cuando no fallaran, para jugar a juegos de lo más rudimentarios (como el “Oh Mummy” y el “Barbarian”). Además, pude ver como mi padre hacía modificaciones de lo más básicas en los juegos para cambiar algunos detalles e incluso llegó a hacer algún que otro programilla usando BASIC, como un bingo.

Seguir leyendo…

Juan Luis Gutiérrez

Publicado por Juan Luis 0 comentarios

Hola, ¡¿qué tal?!

Me llamo Juanlu y entre las muchísimas cualidades que me diferencian del resto de seres humanos debo destacar las que, según mi opinión, son las más importantes. Tengo 26 años, vivo en la mediterránea ciudad de Málaga. En cuanto a mi trabajo en Glovecat, que supongo que es por lo que estarás leyendo este artículo, debo decir que soy uno de los dos diseñadores que componen esta pequeña familia.

Pero bueno, comencemos por el principio (se me ha olvidado decirlo pero la redundancia es otra de mis cualidades). La historia de cómo decidí vivir de hacer “dibujitos”, que es lo que mucha gente piensa que hacemos los diseñadores gráficos (entre los que yo me incluyo. A ver si me busco ya un trabajo de verdad que no veas que rollo tengo) comenzó en la adolescencia cuando por azares de la vida un amigo, Carlos me enseñó la increíble herramienta para la creación de videojuegos Div Games Studio.

Dicho framework contaba con un *IRONÍA* potentísimo *IRONÍA* editor de personajes en 3D. El funcionamiento del editor era bastante rudimentario. Consistía en pegarle una textura de baja resolución en un modelo 3d de hombre o mujer. La diferencia entre ambos era que uno tenía 2 conos a la altura del pecho y el otro no ( Por si alguien tiene dudas la mujer era la que tenía los conos). Con la mencionada aplicación me dediqué a recrear a todos los personajes de Matrix, Star Wars y personajes de videojuegos que marcaron mi vida.

Tras superar esa etapa de mi vida, etapa que pasa cualquier adolescente que cuenta en su haber con el Div Games Studio, descubrí RPG Maker. Un programa que permite crear juegos de rpg de vieja escuela. En él cree algún par de videojuegos que nunca llegaron a salir de mi habitación, así como varias hojas de sprites de escenarios y personajes.

Ya en la adolescencia tardía, tras tragarme todas las películas de Pixar y DreamWorks (entre otras cosas) me interesé por las 3 dimensiones e hice mis pinitos con 3d Studio Max y Milkshape. No hacia nada del otro mundo, solo cogía modelos ya creados en Quake 2 modificaba un poco la malla y creaba texturas.

Una vez terminada mi etapa de instituto comencé a trabajar para poder pagarme un master en animación y modelado 3D para refinar mi técnica. Fueron los 6900 € peor invertidos de la historia. Hasta vino el libro Guinness de los records para entrevistarnos a todos los alumnos de aquel año. Pero bueno, por lo menos conocí a varias personas con la que aún hoy conservo amistad y nos vemos de manera más o menos periódica.

Tras el master vino un momento convulso en mi vida, hice prácticas en una empresa audiovisual, trabajé de todo (nada relacionado con el diseño gráfico), viajé a Barcelona para buscar trabajo en plena crisis sin ninguna fortuna, asistí a varios cursos de diseño gráfico convencional y diseño web, me asocié con uno de mis compañeros del Master de Animación y comenzamos a crear un videojuego que espero terminar algún día… Pero bueno todas estas historias ya las iré contando más adelante, si vosotros quereis y a mi me da la gana.

El año pasado un grupo de incautos, todos ellos muy buenos amigos, me contaron que querían crear una “empresa” para realizar aplicaciones y videojuegos para dispositivos móviles y me preguntaron si me quería unir. Yo acepté de inmediato. Como bien he dicho eran amigos, sabían donde vivía, no quería que me diesen una paliza.

Y aquí me encuentro, tras un año de la creación de GloveCat, trabajando sin cobrar pero trabajando en lo que me gusta al fin y al cabo.

Marina Heras

Publicado por Marina 0 comentarios

Me llamo Marina y tengo 24 años. Desde pequeña me ha interesado el arte y siempre solía estar dibujando. Cuando descubrí Photoshop (y sus derivados) comencé a trastear con él y a descubrir sus posibilidades a través de tutoriales y de muchas horas frente al ordenador.

Al llegar a la universidad, decidí estudiar Informática de Gestión en la Universidad de Málaga pero, tras superar el primer cuatrimestre, comprobé que seguir en esa carrera sería un error, por lo que la abandoné y volví a replantearme mi decisión. Como tenía que esperar un cuatrimestre completo para poder volver a comenzar otra carrera diferente, aproveché el tiempo apuntándome a un curso sobre diseño web y multimedia.

Seguir leyendo…

Ricardo Fraile

Publicado por Ricardo 0 comentarios

Buenas, mi nombre es Ricardo, y tengo el cuarto de siglo cumplido contra mi voluntad, soy consciente de que el tiempo pasa demasiado rápido y tengo demasiadas cosas que hacer. Desde chiquitito hay dos cosas que siempre me han gustado mucho, los videojuegos y la música. La afición a lo primero nunca fue del todo compartida por mis progenitores aunque siempre intentara darle el enfoque didáctico necesario para poder pasar horas frente a estas maquinitas, ya fuera diseñando ciudades en SimCity 2000, mejorando mis reflejos en Doom o apurando los saltos en Livingstone Supongo.

La afición a la música fue más bien impuesta, pero disfrutada al 100%, ya que tuve la suerte de ser obligado a asistir a 5 años de conservatorio de piano y tras decidir que no quería continuar la carrera musical dejé de tocar durante varios años. Tras un bachillerato pasado más o menos con holgura, decidí entrar en una Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones.

Durante estos largos años, me he adentrado en el interior de los videojuegos, y algo se despertó en mi cuando en 2006 asistí a un interesante curso sobre el proceso de desarrollo de éstos impartido por Daniel Sánchez-Crespo (Novarama), a partir de ahí no dudé en buscar cada curso y profundizar en cada aspecto de esta materia. El cursar esta ingeniería me ha servido para conseguir nociones básicas de programación en C++, así como el despertar del interés de todo cacharro no orgánico, pero que haga cosas chulas (parpadear, moverse, emitir ruido… sin ser un electrodoméstico). También comencé a fijarme en el apartado musical de los videojuegos y sin querer me enamoré de más de una banda sonora y decidí que si no me dedicaba a eso por completo, al menos quería componer alguna de la que me sintiera orgulloso, y fue entonces cuando decidí seguir practicando piano por mi cuenta.

Tras algunas ideas fallidas y proyectos que no me llevaron a ninguna parte, no fue hasta 2011 cuando la idea de ser algo más se ha materializado, y al fin cambiar el lado desde el cual vemos los videojuegos. Estos cuatro amigos que se presentan en esta página nos hemos juntado y ha nacido GloveCat. Mi papel en este modo de vida será encargarme de que tanto la música y el sonido suenen como deben de sonar mientras continúo adquiriendo conocimientos y que este apartado sonoro acompañe al trabajo de los demás. Por otro lado, en los ratos libres estoy al servicio del programador jefe para realizar las tediosas tareas que él no quiera decir cual descerebrado picacódigos (quizá así aparezcan más melodías inspiradas en mi cabeza). Así que estoy en combate con tres armas llamadas Eclipse, Mixcraft y Audacity.